DAO 16

Historia de la Delegación Álvaro Obregón

La Delegación Álvaro Obregón es una de las 16 unidades político administrativas en que está organizada la Ciudad de México. Esta demarcación cuenta con gran diversidad cultural e histórica debido a las tradiciones y costumbres de sus pueblos, barrios y colonias.

Antecedentes históricos (1531 – 1535)

Desde el periodo prehispánico ya existían diversos asentamientos y comunidades en el territorio que hoy pertenece a la Delegación Álvaro Obregón, tales como Tenanitla que actualmente se conoce como San Ángel, Tizapán, Tetelpan, Ameyalco y Xochiac, así como el pueblo de Axotla.

Consumado el proceso de la conquista, los españoles impusieron en la Ciudad de México una organización territorial y administrativa basada en estructuras similares a las de España: los municipios y ayuntamientos. Asimismo, delegaron parte del desarrollo de las zonas rurales y urbanas en las diferentes órdenes religiosas, encargadas de extender la fe y el pensamiento católico en el territorio.

La actual región de San Ángel y Tizapán dependían administrativamente de Coyoacán, donde un grupo de frailes dominicos habían edificado el templo a San Juan Bautista y posteriormente se trasladó a Tenanitla (hoy San Ángel) para establecer una pequeña ermita dedicada a San Jacinto. Estos frailes instalaron varios obrajes que aprovechaban las caídas de agua cercanas a San Ángel para activar máquinas hiladoras, actividad que alcanzó un desarrollo notable durante los siglos XVIII y XIX.

Hacia 1530 llegaron a la Nueva España religiosos pertenecientes a la Orden de los Carmelitas Descalzos, quienes edificaron un pequeño templo junto al pueblo de Chimalistac. Entre 1535 y 1585, los Carmelitas administraron el templo y la comunidad, avocándose sobre todo a establecer huertos y jardines, dedicados al cultivo de frutas, hortalizas, flores y plantas.

Así, un primer eje del desarrollo de la Delegación Álvaro Obregón se centró en el perímetro comprendido entre las iglesias de Chimalistac y San Jacinto, bajo la supervisión de los dominicos y los Carmelitas.

Paralelamente el religioso Vasco de Quiroga fundó un modelo de comunidad utópica, conocida como hospital – pueblo de Santa Fe, integrado por un templo, un hospital, un orfanato, una casa cuna y una escuela.

Vasco de Quiroga formó escuelas-taller para la enseñanza de diversos oficios en la comunidad de Santa Fe. Asimismo, se avocó a que la comunidad aprendiera a comercializar sus productos y, aprovechando las estructuras tradicionales de redistribución comunitaria de la riqueza, logró que se estableciera un fondo común de aportaciones con parte del producto del trabajo de cada familia o individuo.

De igual manera el religioso impulsó los obrajes y las artesanías, creando gremios especializados en talabartería, orfebrería, herrería, carpintería y la elaboración de textiles en general.

Por lo anterior, las comunidades de Chimalistac, Tenanitla, Tizapán y la de Santa Fe, tuvieron un papel significativo durante el período colonial como centros productores y abastecedores de textiles, bienes comestibles y artesanales para la Ciudad de México.

Orígenes de San Ángel (1617)

En 1617 los Carmelitas edificaron el Convento del Carmen, que quedó bajo la advocación del Santo Ángel Mártir. Desde entonces, la zona circunvecina a dicho recinto, hasta entonces denominada Tenanitla, pasó a ser conocida como San Ángel, que pronto incorporó bajo su égida a Chimalistac, Tizapán y San Jacinto.

Debido a la productividad de la tierra, fertilizada por la bajada de diversos ríos y manantiales, San Ángel empezó a distinguirse como una de las villas más prósperas al sur de la ciudad de México, compitiendo en importancia económica con Coyoacán, Tlalpan, Mixcocac y Tacubaya.

En el transcurso de los siglos XVII y parte del XVIII, los Carmelitas incorporaron bajo su administración otros puntos geográficos como el Olivar de los Padres y los pueblos de Tetelpan, San Bartolo Ameyalco y Santa Rosa Xochiac.

Gracias a la donación de tierras boscosas en la zona alta vecina al pueblo de Santa Rosa Xochiac, los Carmelitas encontraron un lugar lo suficientemente alejado para erigir un magnífico e impresionante monasterio, que actualmente es el Parque Nacional del Desierto de los Leones y corresponde a la Delegación Cuajimalpa.

Importancia de San Jacinto en la historia de México (1824)

En la Plaza San Jacinto se escenificó uno de los episodios más conmovedores de la historia de México, al ser fusilados un grupo de soldados norteamericanos, de origen irlandés, conocidos como el Batallón de San Patricio.

Los integrantes de este batallón, en parte por su identificación con la fe de los mexicanos, pero también por el trato discriminatorio al que fueron sometidos por los oficiales no católicos del ejército de los Estados Unidos, desertaron y decidieron combatir a favor de México.

El 17 de marzo de 1848 se registraron los primeros fusilamientos en una edificación del barrio de San Ángel, contigua a la iglesia de San Jacinto. Hoy puede verse una placa conmemorativa en honor de estos héroes.

Construcción del Centro Cultural San Ángel (1861)

Bajo la intervención francesa y el llamado imperio, el Distrito Federal se convirtió en Municipalidad de México, dividida en cinco partidos. Uno de ellos fue el de San Ángel, ahora formalmente con autonomía administrativa.

Fue en este período que se construyó lo que actualmente es el Centro Cultural San Ángel y que durante mucho tiempo fue Sede de la Presidencia Municipal y de la Delegación Política.

Organización de la Ciudad de México por Delegaciones (1928)

Durante el proceso de consolidación política, posterior a la Revolución de 1910, en el año 1928 se aprobó la organización de la Ciudad de México en Delegaciones Políticas, dando origen a la Delegación San Ángel.

En el mismo año se celebró el proceso electoral que ganó el General Álvaro Obregón, quien ya había ocupado la Presidencia de la República entre 1920 y 1924. Durante los festejos en una comida celebrada en un restaurante del Parque de La Bombilla en San Ángel, Jesús de León Toral, un fanático religioso, asesino a este revolucionario.

Nombramiento de la Villa o Ciudad Álvaro Obregón (1932)

Cuatro años después del asesinato del general, el Presidente de la República, Pascual Ortiz Rubio, emite un decreto para cambiar el nombre de la Delegación San Ángel al de Villa o Ciudad Álvaro Obregón, para conmemorar a quien fuera brillante militar, Presidente de México e impulsor de la Revolución.

Primeras colonias residenciales (1950 – 1960)

La expansión natural de la Ciudad de México, sobre todo a partir de las políticas de industrialización adoptadas durante el gobierno de Miguel Alemán, generó una demanda de nuevos espacios habitacionales y comerciales, tanto de carácter residencial como aquellos de carácter irregular.

A mediados de los años 50, con la construcción de la Ciudad Universitaria (1952), contigua al Pedregal de San Ángel, se registró el desarrollo de colonias residenciales. Quizás el más espectacular e innovador de estos desarrollos, por su concepción arquitectónica y su utilización de los materiales propios del entorno natural, fue el de Jardines del Pedregal.

Al norte de la delegación, surgió en ese período la colonia Florida que creció en torno de lo que fue el pueblo de Axotla (voz náhuatl que significa “lugar donde nace o crece y vive el ajolote”).

De manera casi paralela se originó la colonia Guadalupe Inn que se desarrolló sobre los terrenos de la antigua hacienda de Guadalupe (propiedad de José de Teresa, cuñado de Porfirio Díaz), con un diseño moderno y funcional, se distingue por sus calles dedicadas a compositores mexicanos y por encontrarse ahí la sede de la Nunciatura Apostólica en México.

A su vez, nacieron las colonias San Ángel Inn, Tlacopac y Las Flores que se sitúan en los antiguos terrenos de la hacienda de Goicoechea, una construcción colonial de gran belleza que data de 1609 y en cuyo antiguo casco se erige hoy el restaurante San Ángel Inn.

Nombramiento oficial de la Delegación Álvaro Obregón (1970)

Luego de 38 años de ser denominada villa Álvaro Obregón, en 1970 se forma un nuevo decreto para reorganizar la Ciudad de México. Se establecen 16 Delegaciones Políticas y a partir de entonces nuestra demarcación es formalmente denominada Delegación Álvaro Obregón.

Crecimiento demográfico (1980)

Las zonas altas de la delegación, cercanas a los pueblos tradicionales de Santa Rosa Xochiac, San Bartolo Ameyalco, Tetelpan y Santa Fe, se fueron poblando por familias que llegaron de diferentes entidades de la República y que aprovecharon las características del entrono: bosques, cauces de río, manantiales e incluso presas.

/p>Además surgieron asentamientos, algunos en su inicio con carácter irregular, que hoy se han transformado en verdaderas colonias: La Era, Jalalpa y La Araña, vecinas al pueblo de Santa Lucía.

Por otro lado, también en las zonas altas de la demarcación, propietarios de grandes extensiones de tierra desarrollaron diversos proyectos residenciales basados en la combinación de la comodidad de los servicios urbanos y la belleza natural del campo. Ejemplos de este tipo de fraccionamientos son Villa Verdún, parte de la colonia las Águilas y Rancho San Francisco.

Crecimiento y demanda de vivienda (1985)

Una parte significativa de la población buscó acomodo en las zonas altas del valle de México después de los sismos del 19 y 20 septiembre de 1985, incluyendo en aquellas que corresponden a la delegación Álvaro Obregón, lo que ocasionó un crecimiento importante de la zona, generándose una fuerte demanda de vivienda y servicios urbanos.

A su vez, el cascajo y material de desecho de los edificios derrumbados durante los sismos fueron aprovechados para rellenar una zona al poniente de Álvaro Obregón, comprendida entre el perímetro de avenida Centenario, Molinos, Barranca del Muerto y el Olivar del Conde, caracterizada por sus minas, cavernas y oquedades.

Diversas colonias se han desarrollado en esta zona, como la Presidentes, Golondrinas, una parte de la Unidad Habitacional Plateros y La Presa.

Inauguración del Centro Comercial Santa Fe (1990)

A finales de los años 80, la dinámica del crecimiento de la ciudad y la saturación de las zonas céntricas obligaron tanto al Gobierno como a los particulares a buscar espacios que pudieran ser habilitados para desarrollar vivienda, centros de recreación y espacios comerciales.

Además de la Universidad Iberoamericana y de otras instituciones de educación superior, como el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, en la zona de Santa Fe se desarrolló un amplio proyecto de oficinas y un centro comercial, que se ha convertido en el más grande de la ciudad de México y uno de los más grandes del país.

El Centro Comercial se inauguró en 1993 y a la fecha siguen estableciéndose en la zona diversas empresas, dando pie a una gran innovación arquitectónica, con edificaciones modernas verdaderamente originales.

Democracia en las elecciones de los representantes políticos (1997 – 2007)

Las reformas constitucionales de 1996, producto de los continuos cambios en el proceso de democratización del país, abrieron un nuevo espacio de participación y representación política para los habitantes de la Ciudad de México. Por primera vez en más de 70 años, los habitantes del Distrito Federal tuvieron la oportunidad de elegir libremente a sus gobernantes.

En una primera etapa, de 1997 a 2000, se estableció el proceso electoral para la Jefatura del Gobierno de la Ciudad de México y para la elección de los Diputados ante una Asamblea Legislativa.

A partir del año 2000, se abrió el proceso electoral para que los habitantes del Distrito Federal eligieran directamente a sus Delegados.

Asamblea Constituyente (2016)

El 5 de junio del 2016 los capitalinos se acercaron una vez más a las urnas para elegir democráticamente a los 60 de los 100 integrantes de la Asamblea Constituyente que se encargará de aprobar la Constitución Política de la Ciudad de México en enero del 2017.

De los 40 integrantes restantes, 14 son senadores votados por las dos terceras partes de los integrantes de dicha Cámara, 14 son diputados elegidos de la misma manera, seis legisladores designados por el Presidente de la República y seis más por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

A partir del 15 de septiembre del 2016, la Asamblea Constituyente trabajará en el antiguo recinto del Senado de la República para revisar la Carta Magna que el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera entregará, la cual podrá ser modificada, desechada o aceptada.

La Constitución Política de la Ciudad de México otorgará mayor personalidad jurídica a la capital del país e incrementará su autonomía financiera, además de establecer nuevos derechos a los ciudadanos.

Sitios Patrimoniales

La Delegación Álvaro Obregón cuenta con 12 de los 180 sitios patrimoniales de la ciudad de México: Altavista, San Ángel, Chimalistac, Hacienda Guadalupe Inn -Chimalistac y Batán Barrio Viejo, Eje Patrimonial Av. de la Paz-Arenal, Axotla, Eje Patrimonial Ruta de la Amistad en Periférico, Observatorio, Pueblo de Tetelpan, San de Bartolo Ameyalco, Pueblo de Santa Fé, Pueblo de Santa Lucia, Santa María Nonoalco, Pueblo de Santa Rosa Xochiac, Antiguo pueblo de Tizapán y el Pueblo Nuevo Vasco de Quiroga.